GourmetFest Carmel 2019 concluyó con el evento “A Taste of Relais & Châteaux”

53860946_10155836476456036_5585699839980601344_n

Por: Ernesto Altamirano

CARMEL-BY-THE-SEA, CA – Después de cuatro días de eventos gastronómicos inolvidables, GourmetFest Carmel 2019 concluyó con el evento “A Taste of Relais & Châteaux” el pasado domingo, 17 de marzo en La Playa Hotel en Carmel.

53845594_10155836563246036_6521357262823358464_n

En la infancia de la cultura gastrónomica, el hombre cazaba, pescaba y recogía frutos silvestres. Los hallazgos arqueológicos nos dan a conocer las diferentes clases de animales salvajes que el hombre traía de la caza, de igual modo que los restos fósiles de las cavernas indican que hacía uso del fuego para asar parte de la carne antes de consumirla. Bueno será que reconozcamos nuestra deuda para con el hombre primitivo, ya que la mayoría de los alimentos que consumimos, así como la mayoría de los métodos que utilizamos en su cocción, son contribución suya.

53968588_10155836523066036_6751381503445303296_o

Poco a poco el hombre fue modificando su vida para convertirse de simple buscador y colector en labrador y pastor. El abandono del nomadismo en favor del cultivo de una parcela de tierra supuso, para la mujer un hogar permanente y una despensa de alimentos. Sucesivamente fueron descubriéndose nuevas técnicas culinarias. El hombre primitivo aprendió a asar la carne suspendiéndola sobre el fuego. El método primitivo de cocción sobre losas calientes fue empleado primero en el asado de la carne y, más tarde, en el apresto de sencillas tortas de harina amasada con agua. Revistiendo un hoyo de piedras y encendiendo en él un fuego crepitante se obtuvo el primer horno. Convertido el fuego en brasas y caldeadas las piedras del revestimiento, se introducía la carne en el hoyo, cuya boca se cubría con hojas, tierra u otras piedras calientes.

54256802_10155836585891036_7680852167632093184_n

El proceso de la cocción se iniciaba entonces lentamente en el interior. Gradualmente fueron construyéndose hornos de piedra sobre la superficie del suelo. El sistema de piedras caldeadas hizo también posible el primer hervido o guisado. Los hoyos, revestidos previamente de cuero, se llenaban de agua, cuya temperatura se elevaba hasta el punto de ebullición mediante la cuidadosa inmersión de piedras calientes. Introducíanse entonces las viandas en estos pucheros hirvientes y se las dejaba cocer lentamente hasta que estuvieran hechas. El advenimiento de los metales trajo consigo el uso de la marmita provista de asas y sostenida por un trípode. Con ello se alcanzaba la última fase del procedimiento culinario básico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s