La 8va y última temporada de la serie de HBO Game of Thrones marcó con hielo y fuego su título en la historia de la televisión – ¡Ya disponible para Descarga Digital!

5802753e709b490c4f1b2f62035e5491b0b2432e48dceef74bbcf7b3893a3cacFoto cortesía de HBO

Por: Ernesto Altamirano

La serie de HBO Game of Thrones  trascendió espectacularmente las letras de los libros originales a las pantallas. Y ahora ha terminado de escribir con hielo y fuego su título en la historia televisiva al llegar a su final.

En temporadas anteriores era habitual que sus últimos episodios fuesen mucho más calmados, sentando las bases para lo que estaba por venir en oposición a la sobredosis de emociones habitual del penúltimo. Esa es exactamente la fórmula que David Benioff y Dan Weiss han recuperado para dar a esta serie el final que se merecía. No uno perfecto porque no existía -era literalmente imposible competir con lo que cualquier espectador tuviera en su cabeza-, pero sí el que se merecía. Cuidado, que hay spoilers de aquí en adelante.

2ae086e0e503e5a1d7fb8b87605dbd63b6edc6c26c44b241986d9d6df76a3a3ff907f18704189082396322e2bdbcf8c9Foto cortesía de HBO

La octava temporada de Game of Thrones dió inició con el episodio “Winterfell” con un plano que evoca sin miramientos nuestro primer contacto con esta serie en un ya lejano abril de 2011. Por aquél entonces, seguimos a un jovencísimo Bran que escalaba los edificios de la capital del norte para disfrutar del espectáculo de la llegada de los Baratheon y los Lannister, mientras que en esta ocasión hacemos lo propio con un crío que busca la mejor vista posible para ver llegar a Jon, Daenerys y su ejército de Dothrakis e Inmaculados al bastión Stark.

Este guiño con esencia cíclica, además de transmitir una sensación de cierre, apela en cierto modo a una nostalgia que se filtra en el esqueleto del episodio, cuya estructura está al servicio de los reencuentros entre sus protagonistas; emocionantes como el de Jon y Arya y especialmente tensos como el de Sansa y Daenerys, entre las que la rivalidad y la desconfianza están a la orden del día.

En lo que respecta a estas reuniones, el principal conflicto que se presenta en la ciudad norteña es el retorno de un Jon Snow que ha perdido su título de Rey en el Norte tras arrodillarse ante Daenerys con el fin de forjar una alianza suficientemente fuerte para repeler la amenaza de los Otros. Un acto que ha costado apoyos y ha sido cuestionado por fieles a la casa Stark como Lyanna Mormont o por la propia Sansa, que duda si la decisión de su hermano ha sido por política o por amor.

El segundo episodio de esta temporada, titulado “A Knight of the Seven Kingdoms” nos da el cierre perfecto antes de la inminente batalla ante el ejército del Night King. Este título da  referencia a los cuentos de Dunk y Egg de George R.R. Martin y arranca con Jaime Lannister en el salón de Winterfell siendo juzgado por Daenerys Targaryen, quien le recrimina el asesinato de su padre Aerys II, el Mad King, y por Sansa Stark la cual recuerda como se enfrentó a Ned Stark en las calles de King’s Landing y lucho para derrocar a su familia. Jaime no pide perdón por ninguno de sus actos defendiendo que todo lo que hizo fue por su casa. Además, Jaime informa de la traición de su hermana Cersei al norte y del nuevo ejército que ha conseguido.

24de73532b77bf465cca16273e9b97cfc5321685c8d9de1d104a2f4f508d8d5f25a33d5f7fe1c0d6d2388e98cbca48c5Foto cortesía de HBO

El episodio sigue con Jaime y Bran en el bosque de dioses de Winterfell. Ante el árbol corazón, Jaime le pide disculpas a Bran por lo que le hizo. Bran le dice que de no ser por eso jamás se habría convertido en lo que es ahora. Jaime le pregunta qué pasará con él después de la batalla a lo que el joven Stark responde: ¿Cómo puedes saber que habrá un después?

En las siguiente escenas empezamos a ver escenas entre personajes que suenan a despedida teniendo en cuenta la batalla que se avecina. Grey Worm con Missandei, Jorah Mormont con Lyanna Mormont y Sam, Jon con Edd y Sam, Arya con el Hound y la mayor reunión de despedida, la de Jaime, Brienne, Tyrion, Davos, Podrick y Tormund en el gran salón de Winterfell. En esta escena entre seis personajes vemos momentos de humor con Tormund y con Tyrion y Podrick, pero el mejor momento se produce cuando Brienne cuenta que no es caballero por las leyes de Poniente y Jaime se levanta para ungirla  como caballero.

Sin duda esta escena es la mejor del episodio. La emotividad y los sentimientos que transmiten esta escena son increíbles. Quién mejor que Jaime para hacer caballero a Brienne. La cara de ella muestra una satisfacción y un orgullo muy grandes ante el nombramiento de Jaime Lannister como nosotros al verlo. Y es que lo que hace increíble este momento es la relación que hay entre estos dos personajes, que sin ser un amor romántico es algo aún mejor.

ff0b627bda3d2c30864b158ff83a98ee803166455e28e497a1fa2b531aecd6a947ee9763f7119b11c3509af20b1a7ca9Foto cortesía de HBO

El tercer episodio, “The Long Night”, es una impresionante batalla que cierra una etapa inolvidable de la serie. La tensión se palpa en el ambiente. El Night King y su ejército está a punto de llegar a Winterfell y todos se preparan para una batalla en la que cualquiera podría morir. Los no aptos para la batalla pronto buscan refugio en la cripta, mientras que los demás ultiman los últimos detalles antes de la lucha definitiva entre los vivos y los muertos. La repentina llegada de Melisandre sirve como última pausa antes de que ‘La Larga Noche’ se centre en una contienda memorable.

La oscuridad va a marcar en todo momento el episodio, pero durante los primeros compases del enfrentamiento adquiere una fuerza inigualable al ver cómo el fuego logrado por Melisandre con el apoyo del Señor de la Luz se extingue en la primera refriega contra los muertos. Un mal presagio que no dejará de ir a peor hasta que la excelente música de Ramin Djawadi pasa a primer plano. No hay escapatoria del Night King, o al menos todo apunta en esa dirección.

0d31353388bd5288a1157290e401e37ab07448cdfa03765c8e68f03f59a2f9feFoto cortesía de HBO

Los pasos finales se empiezan a sentir más fuertes en el cuarto episodio, “The Last of the Starks”, el cual disipa ese leve sabor agridulce que dejó la derrota del ejército de los muertos devolviendo a la serie de HBO la verdadera esencia que la ha hecho grande: esa hermosa danza de conspiraciones, desconfianzas, confrontaciones dialécticas y personajes que tienden a abandonar la escala de grises para inclinarse peligrosamente hacia los extremos.

Una situación que desemboca en un clímax sobrecogedor, es el que Missandei muere decapitada. Ahora sí, todo está en juego ante algo inesperado que traerá consecuencias imprevistas. Y esto, después de todo, es la verdadera magia que nos ha hecho a muchos amar la serie de Game of Thrones.

48640b3d30e619eed8f4f7abc6a01be6e8844ba8df004006a7004c68c991ff6ec6941a9284018268ded355cebf82bfb5Foto cortesía de HBO

El penúltimo episodio, “The Bells”, es una sorpresiva masacre que pone todas las cartas encima de la mesa antes del desenlace. Era comprensible esperar que este episodio empezara con el inicio de una épica batalla, pero el episodio se lo toma con calma y antes lidia con otro problema en la agenda de Daenerys. Eso nos lleva a que el personaje interpretado por Emilia Clarke muestra definitivamente sus cartas, dejándonos ya claro si va a ser o no la líder que necesita Westeros.

275051bbc0a23618c9a5acdad839bc3f9f64d04cb75c0eac0c531e19aced603d2f286820b554ff032e7cf0224b64dacd.jpgFoto cortesía de HBO

Y la serie llega a su fin con el episodio “The Iron Throne”. Daenerys estaba convencida de haber hecho lo correcto y el resto simplemente no va a tener la opción de elegir lo que es correcto. Tras recordarnos su crueldad exhibida a través de los ojos de Tyrion de una forma tan efectiva o más que la utilización de Arya en el tramo final de “The Bells”, llega el momento de conocer a la nueva reina de Westeros. Cualquier esperanza de que el “incidente” fuera a ser un hecho aislado queda rápidamente descartada.

Es ahí también cuando queda claro que Daenerys no se ha vuelto loca, simplemente se ha potenciado su lado más negativo hasta entonces latente. Una decisión brusca, sí, pero había multitud de indicaciones al respecto y lo que no procedía era remarcarlo tanto antes que llegado el momento el impacto fuera nulo. La nueva tirana que te va a “liberar” y que no entendió bien lo que suponía romper la rueda.

2a61cc301184c5b1f0d3fed0720ba8eacaa8a60dbb524094c9b33033c49fdfd9faa30e378b1836838b9c2cc0ec48c1a6Foto cortesía de HBO

Durante varios minutos sufrimos por ver a Jon incapaz de lo que tenía que hacerse. Aquí pasamos del mítico “No sabes nada, Jon Snow’ a que en nuestra cabeza no deje de sonar el pensamiento “Qué tonto eres, Jon Nieve”. Primero ve ejecutar prisioneros y acaba asumiéndolo, luego se reúne con un Tyrion que aguarda su ejecución y también parece aceptarlo… y aquí nos detendremos ya que este es un episodio que se debe de ver para poder apreciarlo plenamente y decirle adiós de una manera propia a esta serie que nos dejó recuerdos inolvidables, sobretodo ya que la 8va temporada de Game of Thrones ya está disponible en Descarga Digital.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s