1917 es un clásico instantáneo dentro y fuera del género de películas de guerra – ¡Ya disponible en Digital y en 4K Ultra HD™, Blu-ray™ y DVD el 24 de marzo!

1917_BD_OCard_3D

Por: Ernesto Altamirano

La magistral película ‘1917′ de Sam Mendes utiliza un espectacular plano secuencia único que enmarca dentro de las más grandes virguerías que nos haya dado el medio durante los últimos años para introducirnos de lleno en las desoladoras trincheras de la Primera Guerra Mundial y hacernos sentir a flor de piel el torbellino de sensaciones que azota a sus sufridores protagonistas. El resultado no ha terminado siendo otro que un clásico instantáneo dentro y fuera del género de películas de guerra.

La gran particularidad de ‘1917’ respecto a otras muchas películas que hayamos visto ambientadas durante la Primera Guerra Mundial está en el hecho de trasladar al espectador la sensación de que todo sucede en un único plano secuencia. Obviamente hay varios cortes a lo largo de su metraje, pero Mendes logra disimularlos con soltura para realizar una proeza técnica que va mucho más allá de eso al conseguir sumergirnos en las trincheras para experimentar de una forma muy viva la misión que reciben dos soldados para evitar una matanza.

Esta claro que, aunque en ocasiones pueda ser de forma inconsciente, cierto componente de lucimiento personal hay cuando un director toma la decisión de hacer un gran plano secuencia. A su manera puede verse como un golpe de efecto similar al que se puede conseguir a través de los efectos visuales, siendo lo realmente importante que aporte a la obra en su conjunto. En ‘1917’ sirve inicialmente para dar más fuerza a la presentación de los personajes, pero la clave está en una sensación de movimiento continuo para que los protagonistas completen la tarea que se les ha asignado.

El primer acierto de Mendes es evitar que ‘1917’ resulte acelerada sin necesidad. Sí, hay movimientos de cámara impresionantes y seguro que somos muchos los que habríamos dado casi cualquier cosa por estar en el rodaje, pero todo está muy medido, relajándose cuando la ocasión lo requiere y pisando a fondo el acelerador cuando no queda otra para evitar que una unidad del ejército británica caiga de lleno en una trampa que los alemanas llevan tiempo ideando.

De esta forma, podemos ver en ‘1917’ dos mitades más o menos diferenciadas. En la primera vemos a dos soldados emprender viaje, con uno de ellos más implicado en la misión porque podría salvarle la vida a su hermano, mientras el otro simplemente se tiene que comer el marrón que le ha caído encima. Ahí es cuando Mendes, también coguionista de la película, también entra a perfilar el lado más humano, pero siempre vinculado a que no pueden parar si quieren llegar a tiempo.

El contraste entre los personajes interpretados por Dean-Charles Chapman y George McKay se consigue a través de detalles sencillos, pero todo está encaminado a estrechar más los lazos entre ellos antes de que la única opción posible sea seguir adelante. De forma puntual cuentan con el apoyo de rostros más conocidos por el gran público, ya sea a modo de etapa intermedia en su “viaje” o como culminación, pero sin llegar nunca a convertirse en una distracción.

El cielo brilla despejado, azul celeste, sobre un campo verde plagado de flores y vegetación de colores vivos en el que descansan dos soldados. Reina la paz, pero con el inicio del primer movimiento de cámara y el seguimiento del dúo de personajes, las tonalidades comienzan a teñirse progresivamente, desaturándose y bañando la pantalla del marrón predominante entre el barro y el horror de las trincheras.

Esta casi imperceptible transición supone un descenso a los infiernos del que no saldremos en los 119 minutos más estimulantes y épicos que, probablemente, vayamos a ver —y permítanme el riesgo de afirmar esto en pleno mes de enero—, en este 2020 recién inaugurado. Una travesía en primera persona, como testigo silencioso, a través del horror de la guerra, en una de las obras más lúcidas que nos ha regalado el cine bélico durante los últimos años.

1917 ya está disponible en Digital y en 4K Ultra HD™, Blu-ray™ y DVD el 24 de marzo.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s